Mi lista de blogs

BIENVENIDOS!

UN ESPEJO DE SEDUCCIONES PARA EL ALMA Y POR EL ALMA!



lunes, 17 de noviembre de 2008

Mi peor enemiga



Mi juventud transcurre
dentro de los parámetros normales
mi casa, el gallo, la gallina

la fuente y el perro azabache;
olvidaba la báscula

con sus cuatro verdades.

Mi estatura un metro setenta,
mi peso exacto

ciento dieciocho libras.

Diariamente visito

la señora romana

ella, un tanto informal

siempre replica: ¡Flaca…!

Mi peso no logro subir,
en tanto visito a mi suegra

apenas la conoceré.
de vuelta en mi casa con mi bello galán

me mira pensativo

y empieza su relato:


La muchacha muy linda

me dice mi mamá

pero, Ay mi hijito!

que los huesitos se le ven.


Recurro entonces

a la farmacia del lugar
un reconstituyente has de beber

al terminar la dosis

esperas tres meses exactos

y los resultados verás.

Transcurre el tiempo

y todo sigue igual
entonces desespero,

no debo claudicar.


Regreso a la farmacia dos dosis más
al pie de la letra, mi Dios

las fui a tomar.


Siete meses después
en mi casa todo anormal
una cerdita

pues al fundo sumé.


¡Reclamo mi peso ideal!
Subo a la roma
y ella con voz descomunal
Grita sincera
¡Gordaa!
¡Gordaaaa!
¡Gordaaaaaaaaaaa!!

El eco zumba en el desván
entonces desespero, corro,
mi novio me abandona

con algunos kilos demás

Hoy lucho

por recuperar mi peso ideal.


Ligia Calderón Romero
© Derechos Reservados
20 de Mayo, 1999

1 comentario:

Dimitri dijo...

me pareció sencillamente genial, jaja. De verdad me provocó una sonrisa compartida contigo, y a la vez ternura jajaja...un beso un abrazo...genial!!!!